Podés traducir el texto de este blog a otros idiomas utilizando el traductor de Google en la columna izquierda de la pantalla
You can translate this blog into other languages ​​using Google Translator to the left of the screen
Vous pouvez traduire ce blog en d'autres langues en utilisant Google Translator à la gauche de l'écran
Du kannst dieses Blog in andere Sprachen mit Google Translator auf der linken Seite des Bildschirms übersetzen
Вы можете перевести текст этого блога на другие языки с помощью Google Translate в левой колонке экрана

martes, 27 de noviembre de 2012

Homenaje a Agustin Magaldi en la Ciudad de Buenos Aires

No hay comentarios:

Se realizara el sábado 15 de diciembre en el Centro Cultural Marco del Pont. Artigas 202. Ciudad Autónoma de Buenos Aires



sábado, 26 de mayo de 2012

Magaldi en el recuerdo de Pedro Noda

No hay comentarios:
En distintas entrevistas concedidas en octubre de 1938 evoca a su compañero

"Radiolandia" - Edición del 1° de octubre de 1938
He perdido a un hermano, dice Pedro Noda
El juicio de Pedro Noda, a quién viéramos en momentos de dolorasa angustia durante la enfermedad de Magaldi y luego de su deceso, se expresaba cabalmente en el autógrafo que insertámos en esta página. Es la confesión de una pena honda y sincera, que tiene que sentir quién por espacio de muchos años, compartiera con Magaldi las satisfacciones del triunfo. Quién fuera su compañero cuando el maalogrado intérprete pugnaba porimponer la calidad y la emoción de su arte, en la gran ciudad, no del todo entregada todavía a sus cantares.

- Y es que habíamos llegado a ser, más que amigos, hermanos.

Autógrafo de Pedro Noda
"Fuimos compañeros durante doce años y amigos en todas las horas de su vida. Casi hermanos, nos conocíamos profundamente, teníamos una maravillosa afinidad espiritual en nuestra amistad encontrábamos el mejor apoyo para luchar. Una vez, cosas de la vida, un capricho, una nimiedad, nos separó materialmente por poco tiempo. Pero fue una separación pasajera que los dos olvidamos sin un solo rencor, como correspondía a nuestro cariño.
Puedo asegurar que he sido el primer admirador de Agustín Magaldi, y puedo asegurar que, frente a su inesperada muerte, estoy anonadado y sin palabras.
Es que con Agustín perdí a un hermano. A un gran hermano"


"Vida Argentina" - Edición del 6 de octubre de 1938
Magaldi era un muchacho alegre y bromista, nunca lo vi triste. Nos asegura Noda, el viejo compañero de éxito del cantor ido

"¿Que hable de mi amigo Magaldi para Vida Argentina?, son las primeras palabras que nos dice el popular zorzal criollo Noda, quien formó con Magaldi el festajado dúo. "¡No puedo hablar mas que bondades!... Agustín, fué un amigo entre los amigos y un muchacho simpático y sincero sin "berretines", que supo atraerse las simpatías y estima de cuantos lo trataron."

Conoce al Zorzal
- ¿Cuándo y de qué manera conoció Ud. Noda a Magaldi?
- Trabé amistad con Agustín, por el año 1924. Me lo presentó el negro Maciel. A él, por sobre todo, debemos la iniciación del dúo que integré con Magaldi.
- ¿Ah, si? ¿Cooperó el "Negro"?
- ¡Y tanto!... El buen Maciel fué nuestro primer acompañante y  el primer "hincha" que nos animó en nuestros primeros tiempos...
¡En aquellos bravos tiempos de nuestra iniciación!...


Graban el primer disco
- En cuanto Maciel nos convenció que nuestras voces armonizaban para dúo -comenta Noda- hicimos unas pruebas para la casa Victor, que resultaron satisfactorias. Y días después grabamos nuestro primer disco que, si mal no recuerdo, era una tonada titulada "Cuando" de Tagle Lara.[1]

Sus actuaciones
- ¿En que fecha debutaron en público?...
- Nos presentamos a principio del año 1925, empezando una intensa tourneé artística que abarcó diversos teatros de la Capital y de muchas ciudades y pueblos del interior.
No deseo repetir las actuciones que tuvo el dúo Magaldi-Noda, porque es por demás notoria.
Bastará decir que intervenimos en todos los grandes programas de las emisoras más importantes y visitamos con envidiable éxito casi todo el territorio argentino, hasta el año 1935 en que me separé de Magaldi amablemente...

Evocando al amigo
- Guardo de Agustín Magaldi - afirma con gravedad Noda- el recuerdo más grato que se puede tener de un hombre y compañero. Circularon muchos rumores con motivo de nuestro alejamiento. Ninguno supo la verdad. Nos separamos por una nimiedad que no viene al caso relatarla y que no tiene importancia alguna para resentir la amistad de los hombres. Yo, mas que ninguno, lamenté la actitud que ambos adoptamos. Magaldi, me consta que también, en su intimidad, lo sentía verdaderamente, aunque como yo, carácter altivo, nunca quisimos admitirlo...

Siempre unidos como hermanos
- Por eso, aunque aparentemente alejados, rumbeando cada cual por su lado, siempre permanecimos enlazados por nuestra vieja amistad... ¡Vivimos tanto!... ¡Saboreamos tantos triunfos!
Aquellos días de camaradería de franca bohemia que marchábamos unidos hombro con hombro contra los obntáculos que nos disparaba el futuro risueño, no pueden olvidarse ni alejarse del corazón por futilezaas sin mayor importancia...
Entre nosotros, siempre existió un afecto de hermanos...

Actor cómico
- ¿Recuerda algunos detalles de su vida íntima, que le relatara el grán intérprete?
- Muchas, figúrese... Por Magaldi mismo me enteré que antes de conocerlo yo, había actuado como actor en varias compañías. Su fuerte, que definía su carácter, eran los roles cómicos. Hasta el extremo que, aún mucho tiempo despúes, cuando éramos compañeros y hasta hace poco, su placer era recordar aquellas épocas y recitaba monólogos cómicos que los festejábamos todos.
Eran populares sus chistes y estas interpretaciones que hablo, entre el gremio... ¡Cuánto risueño podría contar de Magaldi!

Una de sus bromas
Noda, aunque se ha emocionado visiblemente al recordar al querido amigo, no puede menos que esbozar una ligera sonrisa cuando nos relata la anécdota siguiente:

Era en los tiempos en que Magaldi hacía bohemia como actor de un conjunto que iba de gira por los teatros del interior. El maquinista de la compañía era un tano de malas pulgas que tenía la costumbre de dormir a pierna suelta, con unos ronquidos que no dejaban dormir a sus compañeros de la pieza contigua. Entre ellos habitaba Magaldi. Una noche, Agustín se le ocurrió hacerle al tano una de las suyas y ante las risas de los demás, entró sigilosamente en la habitación del hombre que "roncaba fuerte" y, sin despertarlo, le ató al dedo gordo del pié derecho un hilo, el que luego pasó por la banderola, conduciendo su extremo hasta la habitación contigua. Y cuando le pareció oportuno a Magaldi, empezó a tirar del piolín...
¡Aquello fue el disloque! El tano, en la oscuridad, se despertó al sentirse tirado del dedo... y empezó a los gritos despertando a todo el mundo.

Ganó mas de un millón de pesos
Interrogamos a Noda sobre la probable cantidad aproximada que ganó Magaldi a través de sus actuaciones artísticas y lo que nos dice afirma lo expresado por Magaldi recientemente, en portunidad de un reportaja que Vida Argentina hiciera al astro.

- Calculo que Agustín Magaldi -Manifiesta Noda- ha ganado en su vida, mas de un millón de pesos por sus actividades artísticas.
¿Sabe si le quedó algo de ese dinero?...
- Lo que sé es que, como todos los bohemios, su placer era ganar dinero para hacer bien y derrocharlo a placer...
¡No habrá un hombre mas "gaucho" y desinteresado que Magaldi, para los amigos en desgracia y para todos los que golpeaban su puerta!...
Si fué un monumento como artista, fue colosal como amigo.
Es cuanto puedo decir de mi querido amigo Magaldi.

No pudo continuar hablando.
El recuerdo había puesto un nudo en la garganta.
Y agua en los ojos...
(Entrevista realizada por el cronista "Manlio Estrellas")

Notas del blog
[1] La primera sesión de grabación del dúo Magaldi-Noda se realizó en los estudios Victor Talking Machine Co., Sucursal Argentina ubicados en la Ciudad de Buenos Aires, el día 5 de mayo de 1925, contando con el acompañamiento en guitarra de Jose María Aguilar y Enrique Maciel. En dicha sesión se registraron las siguientes composiciones: "No me despiertes nunca" (Matriz BA-585) y "Cuando" (Matriz BA-586). Ambas matrices fueron editadas como caras A y B respectivamente del disco 79547. Este es en efecto, el primer disco comercialmente editado del dúo Magaldi-Noda.
Con anterioridad a esta serie, habían sido lanzados al mercado dos discos del dúo formado por Agustín Magaldi y Rosita Quiroga, grabaciones que serán objeto de un próximo articulo del blog.

martes, 22 de mayo de 2012

Mi ultima entrevista con Agustin Magaldi

No hay comentarios:
Reportaje publicado en la revista "Vida Argentina" del 6 de octubre de 1938

Una interesantísima nota firmada por el cronista "Melecio", se publica a poco menos de un mes de la muerte de Agustín en la revista "Vida Argentina" del 6 de octubre de 1938.

Esta publicación se autodenominaba "Vida Argentina. Radio-Canciones-Folklore. La expresión escrita del sentimiento argentino", y aparecía el primer y tercer jueves de cada mes. Su director era el cronista "Melecio" y su redacción estaba en la calle Cangallo (actual Presidente Perón) 2585 de la ciudad de Buenos Aires.

La nota muestra el fuerte impacto que causo en el cronista la desaparición de Agustín. En distintos tramos de la misma va hilvanando una serie de sinceros comentarios que Magaldi  le había referido en oportunidad de un reportaje que le había realizado apenas un par de meses antes de su desaparición y que fuera publicado en la edición del 18 de agosto de 1938. Algunos pasajes de la entrevista son casi una confesión de Magaldi sobre los temas que mas lo agobiaban. 

A modo de emocionado corolario de su nota "Melecio", nos deja este sincero recuerdo del cantor:

"Dicen que murió Magaldi... ¡Que va a morir! Seguirá viviendo en el recuerdo del pueblo al que le cantó y fue su inolvidable y querido ídolo".

Era cierto lo que decía Melecio en 1938, hoy Agustín sigue viviendo como en aquel entonces... su espíritu noble habita ésta y tantas otras páginas web de internet, donde sus admiradores mantenemos vivo su arte y su memoria.


El idolo en su intimidad

Aun me parece estar viéndolo!... amable, cordial, alegre, ocurrente, aunque por momentos sentimental, romántico y lírico...
La vida periodística nos relacionó hace años. El trato que mantuvimos más tarde nos acercó mas espiritualmente.

Aunque ambos dedicados a la existencia agitada de nuestras distintas actividades en las pocas veces que las circunstancias accidentales nos unieron, conversábamos y nos estimábamos como viejos amigos.
Tenía Magaldi esa cualidad grande de la sinceridad que volcaba confiadamente en las personas a las que le profesaba una estima.

Ello como un homenaje a su simpática personalidad, me mueve a describir con mas detalles mi última entrevista con el ídolo, que después de Gardel había atraido haciia si el afecto del pueblo argentino...


Con el Astro
Fue recientemente en ocasión de una nota que luego aparecería publicada en esta misma revista hace dos meses. Nos vimos con Magaldi en su casas.
Nos atendió con su característica amanilidad. Porque Magaldi tuvo esa cualidad de la sencillez y nunca se "mareó" con su extraordinaria popularidad.


Nos relata su vida
En esa ocasión Magaldi nos refirió con lujo de detalles las andanzas de su vida. Estaba contento aquel día y podríamos decir que se confesó abiertamente para los lectores de "Vida argentina".

Creo que nuestros amigos, aquellos que periódicamente nos leen, recordarán esa entrevista.
No entraré en mayores detalles biográficos, que hemos publicado solo hace dos meses.
Agustín Magaldi, nació en el año 1903 en Casilda (Provincia de Santa Fe) y desde muy niño fué su gran locura el canto lírico. (1)
- "Soy un fracasado - nos decía Magaldi con acentuada tristeza en aquella ocación- pues, mi sueño dorado era ser un cantor lírico de fama. La vida me negó esa satisfacción íntima, aun que como una ironía de las cosas me brindara el triunfo como cantor popular"...

Luego desfilaron los recuerdos que Magaldi nos evocó con palabra ágil y galana, salpicada de escenas pintorescas, sus correrías tras el triunfo. Sus andanzas como actor de conjuntos de menor cuantía en Rosario, su primer dío con Héctor Palacios, su llegada a Buenos Aires, las atenciones y ayuda generosa que recibió de esa noble y generosa mujer que se llama Rosita Quiroga (2), la mas formidable intérprete que tuvo el tango macho cuando el tango era el varón y mas tarde, en el año 1925, nace el bionomio Magaldi-Noda, que es notorio el gran suceso que alcanzaron...


El hombre
Dejemos su parte biográfica para hablar del hombre que había en Magaldi. recuerdo que notamos que en la casa había gran cantidad de jaulas que contenían pájaros. Cuando se lo hicimos presente, se ruborizó como un niño que hubiera sido sorprendido en falta.

- "Los pájaros son mi debilidad - comentó con una sonrisa- Me gusta cuidarlos personalmente. Me entretengo unas horas con ese trabajo. ¡Si vieran! Algunos pajaritos parecen conocerme y me hacen gracias con su pi-pio..."

Hacía estos comentarios con una naturalidad que demostraba la existencia de su espíritu sensible y delicado.

-"Otra de las cosas que estimo -nos dijo seguidamente- son los cuadros, pero que expresen las bellezas de mi llanura argentina. ¿saben por que?... Me parece que así me siento mas cerca de mis campos.

Y era así. En su casa podían admirarse los cuadros mas diversos de pintores argentinos.

Sus gustos
- "Soy un enamorado de las buenas lecturas -nos confesaba Magaldi-. Tengo preferencia por Amado Nervo y escucho con gran placer al excelso Beethoven. Creo ser un buscador de emociones. Por eso gusto de emocionarme en una mesa de juego, poniendo mis esperanzas en una carta, en la bolilla de la ruleta que gira vertiginosamente buscando el número afortunado, o las patas de un caballo que no siempre llega triunfante al disco. El TODO forman un compendio de cosas que hacen a la VIDA Según como yo la entiendo y me agrada vivirla..."


El romántico
Al referirse a la mujer, tuvo estas palabras.

- "Dicen que soy admirado por las mujeres. A veces lo creo cuando veo las demostraciones de simpatías que me hace tantas amables desconocidas. Pero, anque creo en el amor, porque el amor existe, no creo ser amado, es mas, munca he sido amado como yo he soñado.

Exagera Ud. Magaldi....

- "No, amigos, es la verdad. En mi admiran las mujeres el intérprete, el artista, el hombre popular, pero ciegas no ven el hombre, no pueden llegar a mi alma. Y si alguna llegó tampoco supo comprenderme. Es otro de los dolorosos fracasos de mi vida..." (3)

Magaldi vivía con la obsesión por una página ingreta de su existencia, que el interés de las mujeres, era por su popularidad.

Soñador
Quisimos escudriñar en sus intimidades.

¿Es feliz Ud. Magaldi?

Le tomó de sorpresa. Se puso serio al contestar.

- "No me queda otro remedio que conformarme con la suerte.
¿De qué puedo quejarme? ¿Acaso la vida no me dió popularidad, dinero, amigos, triunfos, triunfos halagadores?...
Mis tragedias íntimas, si hay alguna, pertenecen a esa misma vida que me encumbró.
Por lo tanto, no tengo otro derecho que agradecer mi excepcional fortuna. Aunque siempre tenga un deseo personal..."

- ¿Cual sería, si no es indiscreta la pregunta?

- "Pasar los últimos días de mi vida en una casa olvidado entre un bosque poblado de pájaros, flores y sol. Quizá algún día..."

Pero ese día nunca llegó. El que pudo haber tenido un futuro tranquilo y feliz, el destino lo detuvo en medio del camino.

La vida tiene estas cosas...


Odiaba la guerra
En una charla, la conversación se generalizaba. Y el tema del momento, la guerra, ese espectro que espanta a la humanidad, entró en juego.

- "La guerra es el crimen sin nombre".

Todos los pueblos deberían de odiar la guerra. Triunfadores y derrotados ¿Que ganan? ¡Nada! Luto... miseria ... dolor... hambre
El día que las masas lo comprendan, el día que los pueblos de mundo vean lo inútil de la guerra, habrá un mundo mas bueno y una humanidad menos cruel y mas feliz...

Magaldi odiaba a tal extremo la guerra, que no quería ni leer las noticias que diariamente publican los diarios sobre Europa...


Había ganado casi un millón de pesos
Al interrogarlo sobre sus ganancias Magaldi afirmó...

- "He ganado muchísimo. No recuerdo cifras exactas, habrá sido casi un millón de pesos... pero tambien supe gastarlo casi todo, y esa es una de mis satisfacciones personales.
¡Saber gastar el dinero! Vivir la vida sin privaciones, intensamente... ¡Total! Para los cuatro días que vamos a vivir..."

¡Que gran razón tenía Magaldi!

Dicen que murió Magaldi... ¡Que va a morir!

Seguirá viviendo en el recuerdo del pueblo al que le cantó y fue su inolvidable y querido ídolo.

Notas de Blog
[1] Agustín en realidad había nacido el 1° de diciembre de 1898.
[2] Agustín y Rosita Quiroga fueron pareja durante un importante lapso de tiempo hacia la segunda mitad de la década del 20
[3] En este comentario Agustín hace mención a su desafortunado matrimonio con Facunda Miserendino, disuelto en el verano de 1934. Para ver datos sobre la vida de Facunda Miserendino (Lola) visitar esta página web. En la misma se indica que fallecio en septiembre de 1938, cuando en realidad quien falleció en dicha fecha es Agustín Magaldi, a consecuencia de una intervención quirúrgica, luego de sufrir una pancreatitis.

martes, 27 de julio de 2010

Tomas radiales de Agustín Magaldi

1 comentario:
Actuaciones en vivo de Agustín Magaldi quedan registradas en acetato para la posteridad

En los últimos tramos de la década del treinta, comienza a ser cada vez mas frecuente la grabación de programas radiales dentro de las emisoras porteñas, utilizandose para ello la grabación de "acetatos". Esta será luego práctica de uso corriente en la década del cuarenta, llegando las emisoras a contar con importantes archivos de programas radiales grabados especialmente en estos "acetatos".

Julio Martel, el gran cantor de la orquesta de Alfredo de Angelis, nos comentaba que en Radio El Mundo existia en aquellos años de la época de oro del tango, un magnífico archivo de programas radiales, y que muchas veces los propios intérpretes cuando estrenaban un tema, encargaban a la emisora una copia de la interpretación ante el micrófono para poder conservar un registro del acontecimiento.

Lamentablemente la mayoría de los archivos radiales fueron desechados por las emisoras y hoy se encuentran en su mayoría perdidos. Antes de la aparición de los "acetatos", ya estaban disponibles tanto en EE.UU como en Europa desde inicios de los años 30 los primeros grabadores de cintas de alambre.

Cintas de alambre
La historia del grabador en cinta de alambre se remonta a 1888, cuando Oberlin Smith (1840-1926), considerado el padre de la grabación magnética, publica sus conclusiones sobre los principios básicos para grabar los pulsos magnéticos producidos aparatos telefónicos sobre una cuerda metálica cubierta de limaduras de hierro enrollada sobre un cilindro, aunque sin posibilidad reproducir las débiles señales registradas.

Posteriormente en 1907, el inventor estadounidense Lee De Forest (1878-1961) logra amplificar dichas señales con uno de los inventos que revolucionaron al mundo: el Audión, que fue la primera válvula electrónica de tipo tríodo para amplificar ondas y controlar el volumen de dichas señales, aunque sin poder darle aún un uso comercial al experimento. Es a partir de 1930 que comienzan a fabricarse comercialmente en Estados Unidos y Alemania grabadores de cinta de alambre (Wire Redorder) con aceptable sonido.

Acetatos
Antes de la utilización de discos de acetato para el registro de programas radiales, se comenzaron a utilizar hacia 1929 en Estados Unidos los discos de aluminio. La calidad de estas grabaciones era bastante deficiente, y principalmente se utilizaba para conservar fragmentos de programas radiales, aunque no servian para irradiar el registro. Por ejemplo, es sabido que Rudy Vallee, hacía registrar sus emisiones radiales hacia 1932, en un estudio de grabación de discos de aluminio en Nueva York.

A partir de 1934, comienzan a utilizarse los "acetatos", que eran discos de aluminio cubiertos de laca de nitrato de celulosa. Sobre esta delgada capa quedaba fijada la grabación. Estos discos como los de aluminio eran discos "master" y se podían reproducir una vez grabados, pero no servían para prensar copias. Si se deseaba copiarlos, debía reproducirse el sonido y copiar la señal sobre otro acetato, o bien sobre una "madre" de cera para así poder fabricar matrices y realizar el prensado de discos. El sonido de los acetatos era de muy buena calidad y permitia a las emisoras norteamericanas no solo grabar los programas radiales sino volver a irradiarlos, especialmente en aquellos estados que tenían diferente uso horario.

Audiciones radiales de Agustín Magaldi
En nuestro país, pasada la segunda mitad de la decada del 30, comienzan a realizarse grabaciones de programas radiales, especialmente la recordada audición de los Jueves de Gala del Teatro Relámpago Federal, auspiciado por la empresa Jabon Federal y emitido por Radio Belgrano con la conducción de Tito Martinez del Box.

De estas memorables audiciones, que se transmitian en cadena a todo el país, es que han quedado los únicos registros que se conservan de actuaciones de Agustín Magaldi en vivo. Dichas interpretaciones corresponden a audiciones realizadas durante los años 1937 y 1938.
En algunas de ellas es acompañado por su cuarteto integrado por los guitarristas Centeno, Ortiz, Carre y Francini, sumandose en otras el arpa de Félix Pérez Cardoso.

Las interpretaciones afortunadamente conservadas en acetatos corresponden a las siguientes obras:

-No quiero verte llorar -Tango-

-Nieve (dos registros) - Tango -

-Libertad (dos registros) - Tango -

-Canto de ausencia - Tango -

-Entre San Juan y Mendoza - Cueca -

-Honor Gaucho - Tango -

En total, contando los registros repetidos, son ocho tomas, de las cuales Agustín no alcanzó a llevar al disco dos de ellos: el tango "Canto de ausencia" de Maruja Pacheco Huergo y Homero Manzi y la cueca "Entre San Juan y Mendoza" de Carlos Montbrun Ocampo y Videla Flores.

Sobre estas versiones, llama la atención inmediatamente una particularidad, y es que los punteos de las guitarras en las introducciones son dobles, a diferencia de las versiones editadas en discos 78 RPM. Así ocurre con las dos tomas de "Libertad" y "Honor gaucho" y con la inédita "Canto de ausencia".

Esta es una particularidad aparentemente solo de las tomas radiales de 1938, por lo que podría especularse que Agustín adoptó esa modalidad para sus presentaciones en vivo durante su ultimo año de actuaciones.

Otro detalle interesante se advierte especialmente en "Libertad", donde se escucha el entusiasta rasguido de Agustin con su guitarra frente al micrófono acompañando al punteo de la introducción. Nos contaba Osvaldo Amura al respecto, que muchas veces Diego Centeno pedía a los técnicos de la radio -sin que Agustín lo notara- que durante las introducciones, bajaran el nivel del microfono colocado frente a Magaldi, para que la introduccíón no quedara tapada por el fuerte rasguido de Agustín. Recordamos que Diego Centeno, era quien comandaba el cuarteto de guitarras y era el acompañante mas antiguo de Agustin en esos momentos. Esta exquisita anecdota era relatada por Amura con entusiasmo, ya que habìa presenciado prácticamente todas las audiciones de Agustín desde 1932.

La versión de "Nieve" ofrece varios detalles muy interesantes. En primer lugar se destaca la larga introducción de las guitarras, que sin duda es la introducción originalmente compuesta para la obra, y en segundo lugar, la magnìfica interpretación de Agustín, que realiza en forma magistral introduciento variaciones y adornos vocales que no existen en la versión registrada en 78 RPM. Se podría por cierto especular que esta es la versión original de "Nieve" y que la publicada por la Victor es una reducción, debido a que el tiempo máximo de grabación que permitian los discos de 25 centimetros, era largamente superado por la versión original.

Al presentar a Agustín antes de interpretar "Canto de ausencia", uno de los mas hermosos tangos de su repertorio, el locutor Tito Martinez del Box, con toda justicia lo presenta como "la estrella de la ciudad... la voz sentimental de Buenos Aires"

A la izquierda de este trabajo podrán escuchar algunas de esas memorables audiciones de radio restauradas y remasterizadas, con una duración de poco mas de 24 minutos. Si bien lamentablemente las mismas no tienen una muy buena calidad de registro, nos traen de vuelta toda la emoción de las magníficas presentaciones de Agustín en vivo.

Fantasmas en el acetato
Existió el rumor acerca de un acetato conteniendo una toma radial con la marcha "El negro de San Martín" interpretada por Agustín, registro del cual nunca se pudo corroborar fehacientemente su existencia. Supuestamente habría sido grabada por un radioescucha de Capitán Sarmiento, Provincia de Buenos Aires.

Por otra parte, según nos refiriera personalmente Osvaldo Amura (quien fuera secretario de Magaldi), existió una cinta de alambre grabada posiblemente en forma particular, que contenía parte del último repertorio que Agustín interpretaba antes de su fallecimiento y que no llego a grabar en discos. Dichos registros fueron tomados de sus últimas actuaciones radiales y entre ellos se destacaban: "Salve señora madre", "Alborada criolla", "Mientras tu dormías", etc. De acuerdo con lo que señalaba Amura, dicha cinta había sido adquirida en Buenos Aires muchos años atrás por un coleccionista privado que residía en el exterior y lamentablemente había sido llevada fuera del país.

Amura recordaba además que Magaldi había rescatado en 1938 el tango "Alla en el bajo" y lo había incluido nuevamente en su repertorio. Nos decía entusiasmado que aquella versión con cuatro guitarras y arpa era insuperable e imposible de comparar con aquella que había grabado en 1926. Solo imaginar lo que puede haber sido esa versión... ¿aparecera algún dìa una toma radial?

Tambien fue corroborado por Osvaldo Amura, testigo directo de los últimos años de Magaldi, que existió una grabación no comercial a dúo realizada en 1938, con canciones criollas interpretadas por Agustín y el hijo del entonces presidente Roberto M. Ortíz.

View My Stats